¿Cómo sacarse el carnet de conducir con discapacidad? ¿Qué puedes hacer si tienes carnet de conducir anterior a la discapacidad?

Todas las personas que reúnan una serie requisitos pueden sacarse el carnet de conducción y manejar su propio vehículo. Sin embargo, en algunos casos, para que la persona pueda circular por las calles, necesitara un coche adaptado.  

Este es el caso de muchas personas con algún tipo de discapacidad.  

Requisitos para sacarse el carnet de discapacidad 

¿Tienes algún tipo de discapacidad y quieres sacarte el carnet de conducir y manejar tu propio coche?  

¡Puedes hacerlo! 

Para optar a un carnet de conducir, lo que primero que debes revisar es si cumples estos requisitos:  

  • Ser residente en España.  
  • Ser mayor de edad.  
  • No tener una prohibición judicial que te impida obtener el carnet de conducir. 
  • Reunir las condiciones psicofísicas para la licencia, esto incluye el tratamiento farmacológico.  
  • Pasar las pruebas teóricas y prácticas de la Jefatura de Tráfico o local.  

Antes de poder asistir a cualquier clase para obtener al carnet de conducción de discapacitado, debe quedar claro que cumples con todas las condiciones. En el caso de las pruebas psicofísicas, como aspirante, debes acudir al centro reconocimiento médico para que te evalúen. 

También puede ocurrir que desde centro te deriven a un tribunal médico especialista en la medicina de conducción que tendrá en cuenta las variables presentes.  

En ambos casos, te recomendamos que acudas a la consulta con tu certificado de discapacidad y todos tus reconocimientos médicos o historia clínica para que en la evaluación sea lo más rigurosa posible. Allí te harán una entrevista sanitaria a profundidad a la vez que revisan tus documentos. Es probable que también te hagan una prueba física en el momento.  

Una vez estudiado el caso, tanto el centro médico como el tribunal únicamente pueden emitir tres resultados.  

  • Apto para la conducción. 
  • No apto para la conducción.  
  • Apto con condiciones restrictivas. 

Si te han dado el tercer resultado, toca saber qué adaptaciones necesita el coche que conducirás. Esto puedes preguntárselo directamente al tribunal, o ir a una oficina de la jefatura de Tráfico a qué te lo expliquen más detalladamente. Con el informe claro, ahora puedes buscar una autoescuela para sacarte el carnet de discapacitado. Hay que destacar que este carnet es igual a los otros, salvo que especifica tu situación médica.  

En muchos casos, las personas con algún tipo de discapacidad han de aprender como conducir un coche automático, ya que es más sencillo hacer las adaptaciones que en el caso de un coche mecánico. Por eso, no cualquier autoescuela te servirá para sacarte el carnet, solo aquellas que dispongan de una flota tanto de coches mecánicos como de coches automáticos como Go Autoescuelas

¿Cuesta más sacarse el carnet de conducir para discapacitados? 

Esta es una pregunta que las personas que trabajamos en autoescuela nos solemos encontrar.  

La respuesta más sencilla es: no, las tasas del examen teórico son iguales para todos. Sin embargo, a la hora del examen práctico, puede haber un coste añadido para el alumno si él debe proveer el coche adaptado. 

Algunas restricciones impuestas por el informe médico también pueden referirse a un límite de velocidad, por lo que al final puede que también ahorres en el gasto de gasolina. También ahorrarás más si aprendes algunos trucos de conducción eficiente que te ayudarán a reducir tus emisiones de dióxido de carbono y a cuidar la maquinaria de tu vehículo. 

¿Qué puedo hacer si tengo carnet de conducir anterior a la discapacidad? 

 Una discapacidad no es sinónimo de que nunca más podrás conducir.  

Al contrario. 

Si te ha sobrevenido algún tipo de minusvalía después de que hayas obtenido el carnet, debes saber que no tienes que volver a presentar el examen teórico. No obstante, tienes que acudir a un centro o tribunal médico para que evalúen tu nuevo estado sanitario.  

En estos casos, volverán a emitir los tres resultados ya comentados: apto, no apto, apto con restricciones. En el tercer caso, te comentaran cuáles son las nuevas adaptaciones que deberás realizarle a tu coche o a tu manera de conducir.  

También puede ocurrir que te pidan repetir el examen práctico, para lo que deberás tomar de nuevo clases, o clases de reciclaje, en las que no sola recordarás conceptos y normas básicas de la conducción, sino que aprenderás a manejar tu coche adaptado para que cuando te enfrentes de nuevo a la carretera lo hagas con la seguridad y la soltura de siempre. 

Preguntas frecuentas para obtener el carnet de conducir de discapacitado 

A lo largo de nuestros años como autoescuela nos hemos encontrado muchas preguntas que se repiten entre los nuevos alumnos y los aspirantes al carnet de conducir de discapacitado 

En esta sección contestaremos a todas esas consultas que surgen en la primera toma de contacto entre el futuro alumno y la autoescuela 

¿Qué es un coche adaptado? 

Es un coche convencional con ciertas modificaciones especiales para que la personas con algún tipo de problema de movilidad puedan conducir. Dichas adaptaciones pueden realizarse desde el momento de su fabricación o modificando un coche estándar.

¿Cuánto vale un coche adaptado? 

Dependerá del modelo y las modificaciones que haya que hacerle para el propietario y conductor. El precio medio oscila entre 1000 y 4000 euros para adaptarlo, más lo que valga el vehículo en sí. 

¿Quién puede conducir un coche de minusválido? 

En el caso de un coche adaptado, únicamente lo puede conducir el propietario registrado. Si se trata de un vehículo que lo va a usar más de una persona, todas las personas que quieran conducirlo deben registrarse como propietarios también. 

¿Qué beneficios tiene un discapacitado al comprar un coche? 

Las personas con discapacidad pueden pedir las siguientes exenciones: exención de pago del impuesto de primera matriculación, exención de pago del impuesto de circulación, reducción al tipo IVA reducido del importe del vehículo (4%). Esto lo puede pedir las personas ciegas o con deficiencia visual, las que tengan un certificado de discapacidad, los titulares de tarjeta de aparcamiento de discapacidad, discapacidad igual o superior del 33% y quien disponga de una pensión por incapacidad absoluta. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *