Qué es la distancia de frenado

La distancia de frenado o distancia de detención es un concepto que tienes que tener claro si quieres aprobar el examen práctico de conducir. Es tan importante como saber qué es el embrague y cómo usarlo. 

Según la Dirección General de Tráfico (DGT), la distancia de frenado es el trayecto que recorre un vehículo desde que el conductor comienza a frenar hasta que el vehículo se detiene por completo. Estos metros que se desplaza el coche no solo dependen de nuestros reflejos, sino también del agarre a la carretera, los frenos, la suspensión, la velocidad o las condiciones ambientales.  

Cómo calcular la distancia de frenado 

Si quieres conocer cuál es la distancia de frenado en una determinada situación, solo tienes que multiplicar tu velocidad al cuadrado y dividirlo por 180. Por ejemplo, si vas en un coche a una velocidad de 70 km/h, tu distancia de detención será de 27 metros.  

Esto es útil saberlo si vamos en una autopista para intuir la distancia que tenemos que dejar con el vehículo que está delante de nosotros, en el caso que debamos hacer una maniobra inesperada. También es importante que puedas hacer esto durante el examen práctico, ya que será una de las cosas que determinará si apruebas o no. 

Qué puede aumentar la distancia de frenado 

Hay varios factores que pueden aumentar la distancia de frenado. Estos son:  

  • La velocidad: probablemente es lo que más influye en la distancia de detección, ya que a mayor velocidad mayor será la distancia de frenado.  
  • El estado de los frenos: esencial para disminuir la distancia de detención, ya que son ellos los que mandan la fuerza para ir parando el vehículo. 
  • Los neumáticos: aunque el sistema de frenado esté en perfecto estado, si los neumáticos no lo están, todo el trabajo de los frenos no servirá de mucho. Por eso debes revisar que estén hinchados y en buen estado. 
  • La suspensión: unos amortiguadores desgastados o en mal estado tienen un impacto directo en la capacidad de frenar, y aumentan considerablemente la distancia de frenado. 
  • El estado de la carretera: es uno de los aspectos donde el conductor no puede intervenir, pero debe saber que si se encuentra circulando por una carretera en malas condiciones la distancia de detención puede aumentar.  
  • Condiciones climáticas: igualmente el conductor tiene poco control en este aspecto. Se sabe que ante condiciones climáticas adversas como la lluvia o la nieve, la distancia de frenado aumenta. 

¿Cuánto se puede incrementar la distancia de frenado con hielo? 

Los expertos calculan que en una calzada con hielo o nieve la distancia de frenado puede aumentar hasta 10 veces, debido a que la sujeción es menor y el vehículo necesita más metros para detenerse.  

Esta cuestión es tan importante que incluso es una pregunta típica del examen teórico de conducir. Y se suele formular de la siguiente manera: “¿Cuál de las siguientes condiciones pueden aumentar la distancia de frenado?” 

  • Que haya nieve o hielo en la calzada.  
  • Únicamente circular a una gran velocidad.  
  • Que el vehículo lleve discos de freno.  

En este caso, y teniendo en cuenta lo anteriormente explicado, la respuesta correcta es: “que haya nieve o hielo en la calzada”. 

La distancia de reacción, ¿es igual a la distancia de frenado? 

Aunque tienen nombres similares la distancia de reacción de la distancia de frenado no son lo mismo. En este sentido la distancia de reacción es el tiempo que transcurre entre que percibimos el incidente y la acción que ejecutamos como respuesta, que en este caso es pisar el freno.  

En la distancia de reacción lo que sucede es:  

  • Los ojos detectan un incidente en la carretera y envían información al cerebro.  
  • El cerebro recibe la información y la procesa y envía la orden al pie de pisar el freno. 
  • La orden discurre por los nervios motores.  
  • La pierna recibe la orden de pisar el freno y ejecuta la acción. 

Según la DGT este proceso nos lleva alrededor de 0,75 segundos, un tiempo suficiente para recorrer varios metros si circulamos por vía urbana. De hecho, a mayor velocidad, mayor distancia de reacción. La distancia de reacción también depende de varios factores como lo descansado que está el conductor, su ánimo, si tiene la música puesta o está mirando el móvil. 

Preguntas frecuentes de la distancia de frenado  

¿Qué es la distancia de frenado? 

Es el espacio que recorre un vehículo desde que se pisa el freno hasta que se detiene por completo. 

¿Cómo sacar la distancia de frenado? 

Su multiplica la velocidad al cuadrado y se divide por 180. 

¿Qué aumenta la distancia de frenado? 

La velocidad, las condiciones climatológicas, el estado de la carretera y el estado de los frenos, los amortiguadores y la suspensión. 

¿Qué factores pueden hacer que aumente la distancia de reacción? 

El cansancio del conductor, el ánimo del conductor y si está pendiente de la música o del móvil. 

La velocidad a la que circula un vehículo, ¿influye en la distancia de reacción del conductor? 

Sí, porque cuanto más tarde en reaccionar más metros recorrerá. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *