beber en el coche_opt

¿Cuál es la tasa máxima de alcoholemia permitida en aire espirado para conductores en general?

En la carretera nunca se debe mezclar conducción y alcohol. Al volante deben tomarse todas las precauciones para tener una conducción segura. 

Superar el límite permitido de la tasa de alcohol puede acarrear consecuencias muy graves, tanto para otras personas como para nosotros mismos.

¿Qué es la tasa de alcoholemia?

Se trata del volumen de alcohol en sangre, que se mide en gramos por litro (g/l), o también, por aire aspirado.

Además, es posible que pueda afectar a nuestras capacidades para conducir, aunque no podamos detectarlo. 

Factores que influyen en la tasa de alcoholemia

Además de la cantidad de alcohol ingerida, para calcular la tasa de alcoholemia debemos de tener en cuenta otros factores que aplican como variables.

Es importante tenerlos en cuenta, ya que el alcohol no afecta de igual manera a todas las personas, ni en todos los momentos:

  • Comida ingerida: consumir alcohol con el estómago lleno ayuda a reducir el impacto del alcohol en sangre. Se asimila de manera más lenta y progresiva. Es importante comer antes de la ingesta de alcohol y no después, ya que beber y después comer no tendrá ningún efecto minimizador.
  • El género de la persona: por norma general, las mujeres presentan tasas de alcoholemia más altas que los hombres a igual consumo de alcohol,
  • El peso: se trata de uno de los factores más relevantes para calcular el volumen de alcohol en sangre. Una persona delgada tendrá una tasa de alcoholemia más alta que una persona de mayor volumen si consumen la misma cantidad de alcohol.
  • La edad: en edades jóvenes (18 años o menos) y avanzadas (más de 65) se presenta un mayor deterioro de capacidades cognitivas con el consumo de alcohol. Este es especialmente grave en los conductores noveles, ya que aún no han asumido el control total del vehículo, y cualquier sobresalto puede ser fatal.
  • La hora del día: la asimilación del alcohol no sea igual durante las horas de día que durante la noche. Además, si dormimos, la eliminación del alcohol en sangre será mucho más lenta que despiertos.
  • Características personales: hay otros muchos factores personales que pueden influir de manera directa en la asimilación del alcohol, como son el metabolismo de cada persona o si se está tomando algún tipo de medicación.

A pesar de estos factores, la única medida segura es no conducir nunca después de haber consumido bebidas alcohólicas. Así no solo evitarás todas las posibles sanciones, también cualquier riesgo de accidente, que es lo realmente importante.

¿Cuál es el límite de alcoholemia permitido?

El alcohol es una de las principales causas de accidentes de tráfico en nuestro país. Según la DGT esta es la distribución de las causas de accidente más comunes:

  1. La distracción (32%).
  2. La velocidad inadecuada (26%).
  3. El consumo de alcohol y otras drogas (23%).
  4. El cansancio o sueño (12%).
  5. El no respeto de la prioridad son las principales causas de los accidentes de coche.

La tasa de alcohol permitida en España es de 0,25 mg/l en aire espirado o de 0,5 g/l de alcohol en sangre en conductores normales. Aquí no entran los conductores profesionales o noveles y ciclistas. 

Con la entrada en vigor de la nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial de 2022, los conductores menores de edad que conduzcan cualquier vehículo (ciclomotor, patinetes eléctricos…) no podrán circular con una tasa de alcohol superior a 0,0, tanto en sangre como en aire espirado.

En el caso de los profesionales la tasa de alcohol permitida es de 0,15 mg/l en aire aspirado y 0,3 g/l de alcohol en sangre. 

La prueba de alcohol en sangre se realiza en laboratorios asociados. Es una opción para aquellos conductores que no estén de acuerdo con el resultado mostrado en los dispositivos de los agentes.

El coste de este test correrá a cargo del conductor, en caso de dar positivo, o de la administración pertinente, en el caso contrario.

Multas por dar positivo en el test de alcoholemia

Como es evidente, dependerá del resultado que hayas obtenido en el test, algo que, por supuesto, es obligatorio.

Si el alcoholímetro marca entre 0,26 mg/l y 0,50 mg/l, la sanción económica será de 500 euros y perderás cuatro puntos.

En caso de registrar una cifra superior a 0,50 mg/l y hasta 0,60 mg/l, la multa asciende a 1.000 euros y la pérdida de puntos es de un total de seis.

Por encima de los 0,60 mg/l estarás incurriendo en un delito penal y te estarías enfrentando a una condena de entre tres y seis meses de prisión.

Además de seis a doce meses de multas económicas o de trabajos en beneficio para la comunidad, y a la pérdida del permiso de conducir durante un período de uno a cuatro años.

En caso de reincidencia, se agravarán o prorrogarán las condenas anteriores. El hecho de negarse a realizar alguno de los test de alcoholemia que requieran los agentes (dos obligatorios, en caso de haber dado positivo en la primera prueba), está tipificado como un delito que se castiga con cárcel durante un tiempo de entre seis meses y un año, además de entre uno y cuatro años de retirada del carnet de conducir.

Sanciones por vía administrativa.

  • Sanciones leves al exceder la tasa de alcoholemia: aquellos que no hayan bebido grandes cantidades pero aun así se exceda levemente la tasa (entre 0,25 a 0,50 en aire), pueden enfrentarse a sanciones que impliquen la retirada de cuatro puntos del carnet de conducir y una multa económica de hasta 500 euros.
  • Sanción grave sin consecuencias penales: la sanción administrativa que se impone, siguiendo el Anexo II de Ley de Seguridad Vial, al superar el límite máximo establecido y sin llegar al límite que implicaría ir a juicio (desde 0, 25 mg/l a 0,60 mg/l en aire espirado), puede ascender hasta los 1.000 euros y la retirada de hasta 6 puntos del carnet de conducir. En el caso de ser reincidente en el período de un año, la sanción llegará seguro hasta los 1.000 euros.
  • Infracciones graves: si la infracción ha sido muy grave esto puedo derivar en la pérdida del carnet de conducir. Por casos como estos es recomendable tener contratado un seguro de automóvil el cual pueda ayudarte a recuperar los puntos perdidos sin pagar los costes del curso. Además, suelen ofrecer la posibilidad de contratar una cobertura adicional para obtener una indemnización por quedarte sin carnet de conducir que puede ser muy útil en esas circunstancias.

Sanciones por vía penal.

  • Infracciones con posibilidad de ingreso en prisión: superar la tasa de alcohol en aire espirado de 0,60 mg/l (1,2 gr/l en sangre), además del gran riesgo que supone para nuestra seguridad y la del resto de conductores, puede acarrear una multa de 6 a 12 meses de trabajos sociales en beneficio de la comunidad y la privación del derecho a conducir de uno a cuatro años. Incluso pueden darse penas de prisión de 3 a 6 meses y, si se tiene antecedentes, podría implicar el ingreso en prisión.

Por otra parte también es importante tener un seguro de automóvil completo que os proteja a ti y a los tuyos.

Llevar los triángulos reflectantes en caso de necesidad, llevar los papeles en regla o disponer de un seguro de accidentes personales que te cubra en cualquier caso.

En Go Autoescuelas, formamos y concienciamos a nuestros alumnos sobre todas las precauciones que deben tomar al volante. En la carretera, cualquier previsión y protección es poca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.